miércoles, 21 de junio de 2017

Pa

Una sílaba. Sin tilde, no abrevia. Con esta, identifica. Llama. Usted decide, claro. Si se repite y pasa a ser aguda, titula. Sin carnet, ni diploma. El desoxirribonucléico actúa. El resto: genética. Entonces, junio agasaja. Y el orgullo aparece. Bonito, con congruencia, honestidad y amor. Usted define el origen. ¿Concepción? ¿Nacimiento? ¿Denuncia en la Procuraduría? Es cosa suya. Cuatro años después, afirmo: Maravilloso compromiso. Mágica responsabilidad. El reto, más allá de cualquier diagnóstico, pasa por el "día a día". Paciencia: la cualidad repetida. Perseverancia, ajeno al tiempo y su paso. Respirar, nutrir y ejercitar. Fortaleza frente al futuro incierto. Queda mucho por hacer.