lunes, 4 de diciembre de 2017

4.5

Un año más sin ser funcionario. Uno con sello y todo. Garante de la fe pública. Soldado de la veracidad, la buena fe y el orden jurídico. Pero, ¿Por qué? Simple: poca preparación, media legislación y cansada visión. ¿Excusas? ¡Bue! Reprobado. Simple. ¿Lecciones? Varias. ¿Consejos? Muchos. Primero: Ahorrar. Segundo: Leer. Tercero: Desayunar. Cuarto: Digerir. Y quinto: Respirar. Bonus: Humildad. En serio. ¿Preguntas absurdas? Sí, claro. Por andar de "don vergas", ahí está el resultado. Nos vemos el próximo año. Seguiré participando. ¡Total! Salú.

#mrarc   

No hay comentarios:

Publicar un comentario